Editorial Aires de Novia

5 tips sobre cómo elegir fotógrafo para tu boda

Si estás leyendo este artículo, seguramente estés en pleno proceso de organización de uno de los días más especiales de la vida de toda pareja: la boda. Quizá tengas ya decidido el lugar de la ceremonia, del convite y hasta el viaje de luna de miel, pero te falte todavía por determinar uno de los factores más importantes, a saber: el fotógrafo.

Antes de continuar, y para evitar suspicacias, me presento: soy Xavi Gantes, y sí, soy fotógrafo, aunque no escribo este post para darme autobombo, sino para ofreceros unos pocos consejos basados en mi experiencia como profesional en los reportajes sociales (todo lo que os diré puede aplicarse también a Bautizos y Comuniones, o como yo llamo a la gran trilogía, #BBCsessions) Dicho ésto, continúo con lo que creo que os ha traído hasta aquí: unos pequeños tips a tener en cuenta a la hora de elegir el fotógrafo de vuestra boda.

¿Por qué el fotógrafo es uno de los puntos principales en la organización de vuestro casamiento? Quizá parezca una obviedad, pero la labor de los fotógrafos y de los videógrafos es recoger lo que sucede; la elección del fotógrafo adecuado será fundamental a la hora de que esos recuerdos sean un tesoro, o produzcan una sensación agridulce al repasarlos si el resultado no es el esperado.

Pasemos, pues, a lo importante: la lista de puntos a tener en cuenta en la elección de vuestro fotógrafo.

Los 5 tips para elegir un fotógrafo de bodas

    1.- El estilo del fotógrafo/a: Este primer punto es quizá el más determinante, ya que cada uno tenemos nuestra forma de ver las cosas y de plasmarla: hay fotógrafos que buscan la grandiosidad del momento, los hay detallistas, espontáneos, etc. Os recomiendo, como pareja, echar un vistazo al portafolio de cada uno para seleccionar aquellos que os llamen la atención. Hoy en día la técnica fotográfica ha mejorado muchísimo, pero lo que deberíais buscar es “el ojo”, es decir: si el fotógrafo que escogéis tiene la capacidad de captar no sólo los momentos obvios, sino aquellos que de forma intuitiva sean significativos para vosotros (sonrisas, miradas, alegría, …)

    2.- El precio: Para muchos, el factor más importante. ¿puedo permitirme un fotógrafo “top”? ¿Merece la pena gastar 1.000 € en “unas simples fotos”? Sé que esta es una cuestión peliaguda y me extenderé en ella más que en los demás puntos de la lista.
    En primer lugar, un fotógrafo “top” no viene determinado por el precio que pide por su trabajo, sino por sus fotografías; me remito al punto anterior para justificarlo.
    En segundo lugar, el precio suele ser indicativo de la profesionalidad. Me explico: los fotógrafos profesionales, dados de alta como autónomos y con experiencia, ponemos todo nuestro conocimiento y oficio al servicio de cada pareja que nos contrata, y en ello va nuestro nombre y nuestro prestigio; la profesionalidad es garantía de que el resultado del trabajo estará acorde a vuestras expectativas (a veces incluso las superará) y para ello es necesario contar con factores como un seguro de responsabilidad civil, cámaras de gama alta que garanticen que las imágenes tomadas tengan la calidad necesaria para su retoque y edición, discos duros, y un largo etcétera. En resumen: seguro que encontraréis fotógrafos que hagan vuestro reportaje a un precio mucho más bajo que los profesionales del sector, pero preguntaos esto: ¿estáis dispuestos a arriesgaros a que quien os haga las fotos y/o el vídeo no esté a la altura por ahorraros unos euros? La respuesta que os deis a vosotros mismos dependerá de la importancia que tengan los momentos que queréis atesorar y el valor que creáis que tienen. Mi consejo es que busquéis primero al fotógrafo que os llame la atención, y que si filtráis por precios, os quedéis en un punto intermedio.

    3.- El feeling: He estado a punto de poner este concepto por delante incluso del precio. Las sensaciones que nos transmite el fotógrafo como persona son muy importantes, ya que va a ser el encargado de hacernos el reportaje, y como pareja tenéis que estar cómodos con él a vuestro alrededor. ¿Cómo puedo saberlo antes de la ceremonia? Pues lo mejor es quedar para tomar un café y conocerlo en persona, o al menos esa es mi opinión; la mayoría de nosotros nos guiamos por nuestro instinto y las primeras impresiones suelen ser determinantes. En caso de no poder quedar en persona, siempre nos queda la opción de una charla telefónica o una videollamada.

    4.-La calidad: Como os decía anteriormente, hoy en día la técnica fotográfica es casi perfecta; las tecnologías que se usan en las cámaras y los programas de procesado nos permiten infinidad de opciones y hacen que fotografías que hace unos años eran insalvables, sean perfectamente válidas. Pese a que esa ventaja tecnológica juega en favor de los fotógrafos, siempre hay que mantener unos parámetros básicos que hagan que un trabajo tenga calidad en su acabado. Puede parecer evidente, pero mucha gente pasa por alto detalles que indican que el fotógrafo no llega al nivel de calidad óptima que sí puede exigírsele a un profesional; ejemplo de ello son las fotos torcidas, pixeladas o con un retoque tan agresivo que resienten el resultado final.

    5.- Los servicios que ofrecen: Este último punto es el más pragmático de los 5. Si un mismo fotógrafo ofrece el servicio de videografía, dron y la maquetación del álbum, por ejemplo, es mucho más sencillo para las parejas que los contratan contar con ellos sin tener que andar buscando a varios profesionales por separado. Y añade la ventaja de que los equipos que trabajan juntos de forma habitual se compenetran perfectamente y eso se nota tanto en los encuadres, que se complementan, como en la cobertura del evento, ya que todos saben perfectamente lo que tienen que hacer en cada momento.

    Espero que estos consejos os sirvan al menos como orientación a la hora de plantearos a quién elegir para ese día tan especial. Espero también que si tenéis cualquier pregunta, no dudéis en dejar en los comentarios o contactándome a través de la página.

    Xavi Gantes, fotógrafo y Videógrafo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    cuatro + trece =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Xavi Gantes

    LOS RECUERDOS SE DIFUMINAN. LAS IMÁGENES PERMANECEN.

    Una sonrisa, una mirada, una lágrima, un abrazo. Todos los momentos que atesoramos de los días más especiales de nuestra vida acaban diluyéndose en el recuerdo. Para inmortalizarlos y revivirlos siempre que quieras, ponte en contacto conmigo.

    Llámame